Tipos de hormigon

Los tipos de hormigon que existen en la actualidad, mencionando cualidades principales y usos más frecuentes.

Tipos de hormigon
Tipos de hormigon

Toneladas de esta sustancia endurecida rodean al hombre moderno donde quiera que éste ponga los ojos. Calles, edificios, galpones, casas, muros, torres, puentes, túneles, autopistas: todos ellos tienen un elemento en común, y este, sólido y resistente, da forma a sus esqueletos, siendo esencial en el ámbito de la construcción y de la ingeniería: nos referimos al hormigon.

Pero no haremos hincapié en cuestiones dispersas sobre el mismo, sino que nos centraremos y nos focalizaremos sobre los tipos de hormigon que existen en la actualidad, mencionando cualidades principales y usos más frecuentes.

Así como también, hacia el final del artículo se mencionarán algunas sugerencias obvias, pero que no hay que dejar de tener en cuenta.

Los más conocidos

A continuación se mencionarán los tipos de hormigon más conocidos: ante nada, es importante plantear que cuando hablamos de hormigon ordinario o clásico, se esta haciendo referencia a aquel que es el resultado de mezclar y combinar cemento y agua con distintos tipos de áridos (los cuales por lo general son arena, gravilla o grava). Por el contrario se denomina mortero a la mezcla que se realiza solo con cemento y con agua. Este tipo de hormigon solo resiste los esfuerzos de la comprensión. También esta el hormigon ciclópeo, el cual tiene en su interior piedras de gran tamaño (no superan los 30 cm) y el hormigon sin finos, aquel que solo cuenta con áridos gruesos, no lleva arena.

Por otro lado, tenemos el que más se usa en la actualidad para las construcciones, que es el hormigon armado. Este es el ejemplar de hormigon que en su parte interna tiene estructuras o armaduras de acero, las cuales están cuidadosamente calculadas y situadas. El mismo demás de resistir los esfuerzos de comprensión, también resiste los esfuerzos de tracción. Dentro de este tipo, tenemos el hormigon pretensazo. El cual tiene en el interior una estructura de acero, pero especial, la cual también esta sometida a la tracción.

Al mismo tiempo, el hormigon se diferencia en función de su peso, es decir que los mismos se distinguen por su densidad. Por un lado, tenemos el hormigon liviano. El mismo se suele usar en las estructuras y en las obras submarinas y en las estructuras del tipo flotante, en donde la disminución del peso es fundamental. El hormigon liviano puede ser de dos subtipos: estructural y celular.

El estructural se consigue usando agregados livianos y generando burbujas en la pasta, colocando espuma o eliminando los áridos finos. Mientras que el hormigon celular se cataloga como tal por tener una infinidad de burbujas o celdillas en la masa, estas son generadas por la reacción de un aditivo del tipo aireante y expansivo. Es decir que las mismas se pueden lograr gracias a la incorporación de aire, o gracias a la incorporación de gases que generan reacciones químicas. Con esto lo que se quiere sostener es que la presencia de vacíos en la mezcla genera la disminución de la densidad. También la presencia de vacíos en algunos casos hace que la resistencia disminuzca.

Este es otro punto a resaltar, los hormigones se diferencian por el tipo de resistencia, tal como ya fue esbozado en cada caso. Así como también los hormigones se distinguen por su duración en relación al paso del tiempo y de los años, y por su resistencia la corrosión.

Otra cuestión que es fundamental mencionar y que no podemos dejar de resaltar, es que el hormigon se diferencia por el tipo de cemento que se utilice. El cemento que más se usa es el Portland. Aunque hay una amplia variedad de tipos, algunos cuentan con aditivos y componentes agregados.

Dada la amplia variedad de tipos de hormigones que existe en la actualidad, es importante que se seleccione aquel que resulte adecuado y apropiado para cada construcción en particular. Es decir que no se elija el hormigon en función del valor, no hay que comprar lo más económico para escatimar. Estamos halando de construcciones y cualquier falla puede generar y traer graves consecuencias. Hacer un mal uso de un hormigon implica una gran irresponsabilidad. Es por ello que son los especialistas los que deben determina que tipo de hormigon es el adecuado. Es decir que mezcla es la que se debe buscar generar para cada caso en particular. Ninguna construcción es idéntica a otra, todas son singulares y únicas, ya que todas son en distintos lugares, ámbitos, se confrontan con distintas situaciones y son construidas para distintos propósitos y objetivos.

Para finalizar y para ir cerrando la idea y el desarrollo, es importante resaltar que hay una amplia variedad de hormigones, el mismo es un elemento esencial y básico en la vida en sociedad de las personas.

http://www.revestimientos.ws/