El hormigon impreso pavimentacion resistente

El hormigon impreso pavimentacion resistente con PaviRAM

El hormigón impreso es una de las opciones más idóneas si quieres una pavimentación resistente. Aparte de otras ventajas, este material ha ganado buena fama por su resistencia al tránsito continuo y también por su aguante a altas temperaturas y humedad. Si buscas una alternativa económica y versátil para pavimentar rampas, accesos, patios, zonas comunes de comunidad de vecinos, terrazas, piscinas, etc., con hormigón impreso conseguirás una pavimentación resistente y con una amplia gama de acabados y colores.

Presupuesto Express: 688 268 315 – paviramhi@gmail.com 

En PaviRam ofrecemos una gran variedad de texturas y acabados del hormigón impreso para el gusto y exigencias de cada cliente. La variedad cromática que tiene este material es inmensa gracias a la posibilidad de mezclar distintos pigmentos entre sí. Con el hormigón impreso podemos imitar acabados de piedra, adoquines, baldosas, madera y muchas más opciones dependiendo del diseño escogido.

 

El hormigon impreso pavimentacion resistente

 

El hormigon impreso pavimentacion resistente. ¿Cómo se hace el pavimento de hormigón impreso?

 

La primera fase es la correcta preparación del terreno. De este paso depende el futuro del pavimento. La superficie debe estar bien nivelada y compacta para la futura deposición del hormigón. Nuestro equipo en la primera visita valora todos los aspectos importantes del terreno e informa al cliente de los trabajas que se deberán realizar dependiendo de cada caso particular. Acto seguido es la preparación de la mezcla cementosa en una proporción exacta de cemento, agua, áridos y aditivos. Una vez vertido el hormigón se procede a la extensión y nivelación con una llana especifica que permite crear el poro en la superficie del hormigón. Mientras la mezcla esté fresca se aplican los pigmentos en polvo y se imprime la textura con un molde especial. Estos pasos deben  realizarse en un momento exacto cuando la mezcla se encuentre en un estado plástico.

Una vez secada la superficie se realizan las juntas de dilatación para evitar futuras grietas. Dichas juntas deben hacerse cada 25 metros aproximadamente. Después se hace la limpieza con agua a presión para la eliminación de todos los restos. Tras el secado final al pavimento de hormigón impreso se le aplica una capa protectora de resina para preservar el color y sellar la superficie.

Para más información y para solicitar tu presupuesto sin compromiso llámanos al 688 268 315 o mándanos un correo a paviramhi@gmail.com 

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *